Algunas veces iba para quedarme varios días, en alguna ocasión sólo unas horas. Un paseo que sentía como obligado, aquél en el que a medio camino podía decir, en una voz hacia adentro, que sólo oía yo ...ya se oye el río.








7 de diciembre de 2016